madres en la opera

Madres en la ópera

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Es curiosa la escasez de papeles de madre en la ópera, y resulta aún más extraño que con alguna excepción como mamma Lucia de la ópera Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni, las madres líricas no encarnan precisamente a esas mujeres buenas, pacientes y comprensivas que son en la realidad para todos nosotros, sino personajes cercanos a la locura o malvados…

Hacemos un breve recorrido por las más conocidas:

Norma de la ópera homónima de Vincenzo Bellini pretende matar a sus hijos por despecho a Pollione, aunque en el último momento se revela incapaz de cometer semejante atrocidad y decide suicidarse.

Cio-Cio San es también un personaje atormentado que se suicida dejando huérfano su hijo, en la ópera Madama Butterfly de Giacomo Puccini, del mismo compositor Suor Angelica también tiene el mismo destino, esta vez por la desesperación al conocer la muerte de su hijo ilegítimo. Ese dolor queda reflejado en la desgarradora aria Senza Mamma, aquí está cantada por Renata Scotto gentileza de Onegin65

Cuando el Conde muestra la muerte de Manrico, su hijo adoptivo, a la gitana Azucena de Il Trovatore de Giuseppe Verdi , en vez de probar dolor, se regocija ante la venganza cumplida por su propia madre.

Medea es uno de los más terribles personajes de la mitología griega, llevada a la ópera en muchas ocasiones, entre otros por Marc-Antoine Charpentier o Luigi Cherubini siendo la encarnación del mal, asesina a sus propios hijos como venganza a la traición de Jasón.

Clytemnestra, madre de Electra en la obra de Richard Strauss, ayudada por su amante Egisto, asesina a su esposo Agamenón, morirá a manos de su hijo.

Kostelnička, madrastra de Jenůfa, en la ópera de Leoš Janáček, asesina al pequeño recién nacido de ésta, es decir su nieto, abandonándolo en la nieve,

En La Flauta Mágica de Wolfgang Amadeus Mozart, la Reina de la noche, madre de Pamina, también es un personaje maléfico. En el aria más famosa de la ópera “Der Hölle Rache kocht in meinem Herzen” dándole un cuchillo a su hija la intenta obligar para que mate a Sarastro, con la amenaza de abandonarla para siempre. No contenta con eso la promete con el terrible Monostatos.
Os dejo el vídeo del aria interpretado por la extraordinaria Diana Damrau

La ópera está llena de extraordinarias heroínas…
¿Por qué tanta injusticia ante el rol de madre?

¿será porque los compositores son siempre hombres?

madres en la ópera

Comments 1

  1. Diego

    Un personaje de madre, tierna y abnegada, lo encontré en mi biblioteca (Enciclopedia del Arte Lírico, Ediciones Aguilar). La storia di una mamma de Roman Vlad (1951), basada en un relato de Andersen. Sirve para romper el mito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *