Simon Boccanegra Verdi ópera

Simon Boccanegra

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Simon Boccanegra

La cúpula del poder amenazada, luchas fratricidas entre clases, celos, rivalidad entre venganzas, traiciones, secuestros, venenos y amor imposible.

Plácido Domingo como Simon Boccanegra

Plácido Domingo como Simon Boccanegra

Génesis

A principios de 1856, Giuseppe Verdi tiene varios proyectos, por una parte su Re Lear, que nunca llegará a escribir, además quiere retocar dos trabajos anteriores Stiffelio y la Battaglia di Legnano, para darles una nueva oportunidad.

Giuseppe Verdi autor de Simon Boccanegra

Giuseppe Verdi autor de Simon Boccanegra

En marzo le visita su libretista Francesco Maria Piave, que estaba trabajando en Stiffelio, ofreciéndole el encargo de una nueva ópera del Teatro La Fenice de Venecia para la siguiente temporada, recordamos que ya estrenó en el coso veneciano Ernani en 1844, Attila en 1846, Rigoletto en 1851 y Traviata en 1853.

No será hasta el verano que Verdi acepte componer su quinta ópera para La Fenice, la elección recae sobre un drama español representado en Madrid en 1843, inspirado en el personaje histórico del primer dux de la república genovesa y escrito por el mismo autor de El Trovador, que musicara Verdi tres años antes, Antonio García Gutiérrez. Será precisamente la preparación para el estreno de la versión francesa de Il Trovatore, la que lleva a Verdi a París y retrasará, hasta principios de 1857, su trabajo en la escritura del Simone.

Estreno

El 12 de marzo de 1857 se estrena en La Fenice Simon Boccanegra interpretado por Leone Giraldoni, Luigia Bendazzi, Carlo Negrini y Giuseppe Echeverria y dirigido por Carlo Ercole Bosoni. El propio Verdi indicará al teatro claras instrucciones sobre la puesta en escena.

De nada valdría la gran expectación creada en toda Europa por la nueva ópera de un compositor que gracias a sus recientes éxitos gozaba ya de enorme prestigio internacional.
El público y la crítica en su gran mayoría no acogieron bien su nuevo trabajo, en palabras del propio Verdi a Torelli: “…creía que había escrito algo bastante pasable pero parece que estaba equivocado…” Las palabras del maestro de Busseto son algo exageradas, pero también gracias a una polémica con el editor Ricordi y Milán, al final sólo hubo 6 representaciones.

Las críticas apuntaban a un exceso de recitativos, a ese predominio del canto declamado sobre el melódico, a una acción demasiado enrevesada y oscura basada en un terrible libreto de Piave.

Estaba claro que el público de aquel tiempo no estaba preparado todavía para estos experimentos verdianos que señalaban como “di non facile ascolto”.

Piero Cappuccilli como Boccanegra y Nicolai Ghiaurov como Fiesco

Piero Cappuccilli como Boccanegra y Nicolai Ghiaurov como Fiesco

Personajes

Preludio
SIMÓN BOCANEGRA Corsario al servicio de Génova Barítono
JACOPO FIESCO Padre de María, Amante de Simón Bajo
PAOLO ALBIANI Jefe del Partido Popular Barítono
PIETRO cortesano Barítono

Ópera
SIMÓN BOCANEGRA Dux de La República de Génova Barítono
AMELIA GRIMALDI Hija Secreta de Simón Soprano
ANDREA Nombre bajo el que se oculta Jacopo Fiesco Bajo
GABRIEL ADORNO Noble, Prometido de Amelia Tenor
PAOLO ALBIANI Canciller de la República Barítono
PIETRO Cortesano Barítono

Argumento

Génova, siglo XIV. El corsario plebeyo Simon Boccanegra se proclama dux de la república, cargo que acepta para poder casarse con María, hija del noble Fiesco, con la que ha tenido una hija, pero María muere.

Han pasado 25 años, esa hija con el nombre de Amelia, que ha sido educada por Fiesco, es novia del joven patricio Gabriel Adorno, pero el plebeyo Paolo está enamorado de ella, ante la imposibilidad de su amor, planea el rapto de Amelia y el hundimiento del dux. Paolo hace creer a Gabriel que Boccanegra es el amante de Amelia por lo que Gabriel intenta matar al dux pero Amelia se interpone revelando que es su padre.
La sublevación es aniquilada pero Paolo había dado un veneno lento al dux, Fiesco se da a conocer como abuelo de la joven. Al final Boccanegra muere dando su bendición a Amelia y Gabriel y nombrando su sucesor a éste.

Vídeo

Mirella Freni como Amelia en Simon Boccanegra de Verdi

Mirella Freni como Amelia en Simon Boccanegra de Verdi

Desde el Teatro alla Scala de Milán de 1978 de la producción de Simon Boccanegra para el bicentenario del propio teatro milanés, dirigida Claudio Abbado, protagonizado por el gran barítono Piero Cappuccilli con la Amelia de Mirella Freni, el Fiesco de Nicolai Ghiaurov y Veriano Lucheti como Gabrielle Adorno, gentileza de Giampaolo Lomi.

La segunda versión

Así, desde su estreno, la ópera tuvo siempre opiniones encontradas, gustó en Roma o Nápoles pero defraudó en Florencia o Milán, será este fracaso milanés el que hará más mella en Ricordi, por considerarlo injusto, y buscará tenazmente, con los años, una nueva representación en la Scala que pusiera al Simone donde debería estar.

Simon Boccanegra Verdi

Es el propio editor quien se empeña en sacar a Verdi de su ya casi definitivo retiro como compositor ofreciéndole trabajar con Arrigo Boito en la composición de una nueva ópera basada en Shakespeare, Otello. La lectura del excepcional libreto sobre el moro hará cambiar de opinión a Verdi a partir de 1880 con la idea de rehacer todo el segundo acto, con la carta de Petrarca, y algunas partes del tercero.

El resultado es asombroso, aunque en esencia sigue siendo la misma ópera, la nueva revisión otorga al drama una coherencia absoluta, una sólida estructura formal y un lenguaje musical nuevo que sólo se intuía en la primera versión.

Simon Boccanegra de Verdi en Berlin con Harteros y Domingo

Simon Boccanegra de Verdi en Berlin con Harteros y Domingo

El nuevo Simon Boccanegra se estrena en el Teatro alla Scala el 24 de marzo de 1881 con Victor Maurel como protagonista, Francesco Tamagno, Anna d’Angeri y Edoardo de Reszké, dirigido por Franco Faccio.

Será un éxito notable, aunque no extraordinario, los gustos musicales de fin de siglo delegarán a Verdi a una posición casi de olvido hasta bien entrado el siglo XX, cuando las óperas verdianas y el Simone no será una excepción, encontrarán, al fin, su justo lugar en el repertorio lírico.

Necesidad de renovarse

Ya en la primera versión de 1857 estrenada en La Fenice, que el propio Verdi retocó veinticuatro años después junto con Boito, queda patente como el compositor opta por la búsqueda de una nueva dramaturgia, hay que recordar que Simon Boccanegra se sitúa entre la famosa trilogía popular, Rigoletto, Traviata y Trovador, rebosante de talento e inventiva musical y el posterior Ballo in maschera.

Con el Simone empezaremos a ver no sólo muchos aspectos de Grand Opéra sino sobre todo una narrativa musical y escénica diferente, más próxima a lo que será su Otello, un relato cantado, con una orquestación más empeñada en la búsqueda de riqueza tímbrica.

Será sin duda el principio de una evolución que durará hasta su muerte.

 
Como siempre, os dejo el libreto traducido, clic aquí.

Si queréis ver la partitura completa para canto y piano haced clic aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *