La forza del destino Giuseppe Verdi

La forza del destino

La forza del destino

Quizá no existe otra ópera en el repertorio habitual de los teatros líricos que suscite tanta división de opiniones como La forza del destino de Giuseppe Verdi.

La forza del destino de Giuseppe Verdi Renata Tebaldi como Leonora

Renata Tebaldi como Leonora

Es cierto que la ópera es demasiado complicada en la trama, que el libreto es mejorable, que hay demasiadas escenas que te distraen de la verdadera historia, que carece de estructura interna… pero también es cierto que estamos ante muchos momentos de magistral escritura de Verdi, de poderosa inspiración, que la convierten en una obra maestra del teatro musical.

Vamos con su génesis.
Algo cansado después de sus “años de galeras” y la trilogía que le dejó satisfecho: Traviata, Rigoletto e Il Trovatore , cuando Verdi presenta en 1859 Un ballo in maschera, decide abandonar su carrera de compositor para dedicar el resto de su vida a una bucólica existencia en su villa de Sant’Agata.

“Ahora que ya no fabrico notas, siembro coles y judías,..”.Carta a Escudier, su editor francés, del 10 de febrero de 1860

Pero todo iba a cambiar tres años más tarde, en 1861 a través del agente Mauro Corticelli y del famoso tenor Enrico Tamberlick, el Teatro Imperial de San Petersburgo le hará una propuesta que no podrá rechazar para estrenar una nueva ópera: 60.000 francos, toda una fortuna en la época y la libertad de escoger el tema y el libretista.

Quizá Verdi no estaba tan convencido de poner un final a su etapa de compositor como demuestra en sus cartas o simplemente le venía bien el dinero para sostener los gastos de su villa o volvió a sentir la necesidad de escribir música como demuestra en una carta a su libretista en aquellos años.

“…. He adorado este arte y lo sigo adorando, y cuando estoy a solas batallando con mis notas, el corazón me late con fuerza, las lágrimas asoman a los ojos y las emociones y las alegrías son indescriptibles…”Carta a Piave del 3 de noviembre de 1860

Así que, también gracias a la voluntad de Giuseppina Strepponi, su mujer, quien llevaría las negociaciones, Verdi aceptó escribir una nueva ópera para la temporada de 1861 del teatro ruso.

Después de barajar diferentes opciones respecto al libreto, al final la decisión recayó sobre una obra que había interesado al compositor tiempo atrás, tanto de haberla recomendado a Cesare di Sanctis para que escribiera una ópera en 1852: la tragedia española Don Álvaro o la fuerza del sino del Duque de Rivas.

El libreto lo firmará su habitual poeta Francesco Maria Piave, aunque desde la estructura hasta incluso el número de sílabas de algunos versos serán decididos por Verdi, el bueno de Piave ya estaba acostumbrado a doblarse ante las exigencias del compositor.

El trabajo fue veloz, en menos de tres meses, en noviembre de 1861, ya estaba terminada la partitura inicial.

La forza del destino de Giuseppe Verdi Anja Harteros y Jonas Kaufmann como Leonora y Don Álvaro

Anja Harteros y Jonas Kaufmann como Leonora y Don Álvaro

En diciembre de ese mismo año, el matrimonio Verdi llegó a San Petersburgo para el inicio de los ensayos y terminar la orquestación de la ópera. Pero aquí empieza la “mala suerte” que persigue a esta ópera, apenas llegado a Rusia, la soprano que debía interpretar el Papel de Leonora, la siciliana Emma La Grua enferma, hay que recordar que inicialmente tendría que haber sido la primera Leonora la gran soprano Angiolina Bossio, pero morirá en San Petersburgo con sólo 29 años por un mal resfriado.

La forza del destino de Giuseppe Verdi Tito Gobbi como Don Carlos

Tito Gobbi como Don Carlos

El compositor no aceptó reemplazarla y acordó con el teatro ruso posponer el estreno hasta la temporada de otoño del año siguiente. Así pues la pareja regresa a Italia y Verdi continuó trabajando en la partitura.

Al final del verano de 1862 vuelven a Rusia para estrenar la ópera con una nueva Leonora, Carolina Barbot, elegida por el propio Verdi.

El estreno fue el 10 de noviembre de 1862 en el Teatro Bolshói Kámenny y tuvo un recibimiento que no estuvo a la altura de la expectación generada, tanto por la crítica que le reprochó un abandono de su estilo frente a la Grand Opèra francesa como por el público insatisfecho precisamente con la elección de la soprano.

Personajes

LEONORA Hija del Marqués Soprano
DON ÁLVARO Pretendiente de Leonora Tenor
DON CARLOS Hermano de Leonora Barítono
PADRE GUARDIANO Prior del monasterio Franciscano Bajo
PRECIOSILLA Gitana Mezzosoprano
FRAY MELITONE Monje Franciscano Barítono
MARQUÉS El Marqués de Calatrava Bajo
CURRA Sirvienta de Leonora. Mezzosoprano
TRABUCO Buhonero Tenor
MÉDICO Cirujano militar Barítono

Argumento

La acción se desarrolla en España e Italia en la segunda mitad del siglo XVIII.

La forza del destino de Giuseppe Verdi Leontyne Price

Leontyne Price

Leonora, hija del Marqués de Calatrava, está enamorada de Don Álvaro, joven de clase social inferior con quien planea huir para casarse en secreto, pero su padre les sorprende, el joven saca una pistola, pero enseguida la arroja al suelo, con la desgracia que el arma se dispara y mata al Marqués. Los amantes huyen.

Don Carlos, hermano de Leonora, está buscando a los amantes para vengar la muerte de su padre. Leonora, disfrazada de hombre, llega ante las puertas de un convento en busca de refugio, la joven quiere llevar una vida de ermitaña, el Padre Guardiano, lo acepta.

Pasan los años y Don Álvaro, creyendo a Leonora muerta, se ha enrolado en el ejército español y está combatiendo en Italia, donde salva la vida a Don Carlos y ambos se juran amistad y lealtad eternas, sin que ninguno de los dos sospeche de sus verdaderas identidades.

El capitán Herreros, nombre falso de don Álvaro, resulta herido en combate y entrega a su amigo Don Carlos la llave de un cofre con la orden de quemar, si muere, el escrito que contiene. Pero Don Carlos sospecha y cuando se queda sólo abre el cofre y descubre que su amigo el capitán Herreros es en realidad Don Álvaro.

Don Carlos esperará a que Don Álvaro se recupere de sus heridas para batirse en duelo a muerte pero son separados por los soldados que se llevan a la fuerza a Don Carlos.

Don Álvaro decide retirarse a un convento y tomar los hábitos.

Años más tarde, Don Carlos ha descubierto donde se había retirado y finalmente tiene lugar el duelo, muy cerca de la gruta donde vive la ermitaña Leonora, A sus oídos llegan los gritos de Don Carlos, que, herido de muerte, solicita confesión. Leonora sale al umbral y reconoce a su amado, Don Álvaro le informa de que acaba de matar a su hermano en un bosque próximo, ella acude allí y se oye un grito de dolor, su hermano, antes de morir, le ha clavado un puñal a la desdichada. Leonora muere mientras Don Álvaro maldice su propio destino.

Comparto con vosotros el vídeo de la ópera Verdi con subtítulos en español, de la producción de la Wiener Staatsoper de 2008, que podéis comprar aquí, bajo la dirección de Zubin Mehta con Salvatore Licitra, Ninna Stemme, Carlos Alvarez, Nadia Krasteva y Alistair Miles, gentileza de La Voz por Excelencia

Pero Giuseppe Verdi no quedó satisfecho completamente del trabajo realizado, sobre todo del final de la ópera donde morían los tres personajes principales, el compositor pensó en dar otro final al drama, incluso se barajó la posibilidad de un epílogo totalmente feliz, reconciliando a Don Álvaro con su rival y casándose con Leonora. Pidió ayuda a Piave e incluso al autor de la obra original, el Duque de Rivas, pero no encontró ninguna idea que le satisficiera para cambiar el “maledetto finale”. Lo dejaría de momento así.

Será su editor, Ricordi, el que ofrecerá a Verdi, para su vuelta a la Scala, la revisión de La forza por un escritor en alza, Antonio Ghislanzoni, el futuro libretista de Aida, quien sacará fuera de escena los golpes mortales que recibirán Don Carlos y Leonora, salvando a Don Álvaro del suicidio, así ahorraría al espectador la visión de esas tres muertes seguidas.

La-forza-del-destino-de-Giuseppe-Verdi

Verdi, convencido del nuevo final, aprovechará para dar algún retoque, como cambios del orden de alguna escena, recortes… pero siendo el más importante la creación de la extraordinaria obertura de la ópera.

Así que seis años después del estreno en San Petersburgo, el 27 de enero de 1869 en el Teatro alla Scala de Milán, se estrenó la versión definitiva de La forza del destino con un gran éxito.

Aunque Verdi escribirá posteriormente una tercera versión en francés, la de 1869 es la que el compositor consideró definitiva y es la que habitualmente se representa en la actualidad.

En La forza del destino se tiende a individualizar y separar demasiado entre el drama íntimo y el ruido de lo público, entre la comedia y la tragedia, pero creo que la intención de Verdi era la creación de una atmósfera, de un mundo arrastrado por la guerra o el fervor religioso y en medio de esas escenas de masa coloristas, mostrarnos una lupa con una de las tantas historias humanas que podría incluir.

 
Como siempre, os dejo el libreto traducido, clic aquí.

Si queréis ver la partitura completa para canto y piano haced clic aquí.

 

Comments 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.