Gioachino Rossini

Gioachino Rossini

Gioachino Rossini

Rossini es sin duda el compositor italiano más importante de la primera mitad del siglo XIX, su precocidad y velocidad en la composición, su audacia, su estilo inconfundible lleno de recursos y la profundidad en sus obras, que seguimos descubriendo siglo y medio después de su muerte, lo llevan al Olimpo de los elegidos y a ser uno de los grandes del repertorio que sigue llenando los teatros de ópera.

Estoy convencido que siempre hay alguien en el mundo tarareando una de sus melodías.

Gioachino Rossini biografía ópera

Gioachino Rossini

La vida de Gioachino Rossini, personaje de enorme talento, mezcla de locura y genio, podría ser una novela de aventuras, desde su humilde infancia a la riqueza y a la fama más absoluta, burlón, hipocondríaco, mujeriego, maníaco-depresivo, innovador cocinero y gran comilón.
Además esta novela contaría con una gran parte de misterio ya que desde su última obra, Guillaume Tell y con sólo 37 años, sin motivo aparente y en plena madurez y éxito, abandona la composición operística hasta su muerte, con 76 años.

Sus óperas cómicas como Il barbiere di Siviglia o L’italiana in Algeri, son locas, surrealistas y maravillosas, llenas de ideas melódicas y rítmicas.

Gioachino Rossini nació en Pesaro el 29 de febrero de 1792 sus padres eran músicos humildes: Giuseppe, partidario ferviente de la Revolución francesa, era instrumentista y Anna, hija de un panadero, era cantante.

Los escarceos políticos de su padre, obligaron a la familia a cambiar de residencia a menudo. El joven Gioachino pasó su infancia, en parte con su abuela y en parte viajando entre varias ciudades.

A la edad de 8 años se inscribió en el Conservatorio de Bolonia, muy pronto se apasionó por las composiciones de Mozart y de Haydn, que le valieron el apodo de “el alemanito”.
A los 14 años ya había escrito su primera ópera, Demetrio y Polibio, aunque su primer estreno en teatro fue a la edad de 18 años, se estrenó La cambiale di matrimonio, en el Teatro San Moisè de Venecia.

Así en 1810, empieza su fulminante carrera en la ópera, Rossini escribió treinta y nueve óperas en diecinueve años, antes de su repentino abandono del teatro en 1829. Es verdad que a veces reutilizaba partes de sus óperas anteriores en las nuevas, pero no obstante estamos hablando de una fertilidad asombrosa.

Señalaré sólo algunos trabajos, la ópera seria Tancredi, estrenada en 1813, que conquistó media Europa, ese mismo año compuso también una de sus más grandes óperas cómicas, L’italiana in Algeri en Venecia. Ya para Nápoles en 1815, escribió Elisabetta, regina d’Inghilterra para la soprano española Isabella Colbran, con quien contrae matrimonio en 1822.

En 1816 escribe su mayor éxito, Il barbiere di Siviglia para el teatro Argentina de Roma, al año siguiente La Cenerentola, La gazza ladra y Otello.

En 1823 el compositor estrena su última ópera en Italia, una ópera seria Semiramide, en Venecia. Rossini se traslada a París en 1824 y después de algún tiempo de silencio, estrena en francés Le Comte Ory, en el Teatro de la Ópera en 1828.

Gioachino Rossini biografía

Gioachino Rossini

Estando en el máximo de la fama, se despedirá del teatro con su última ópera Guglielmo Tell, que se estrenó en París en 1829.

Se separa legalmente en 1837 de la Colbran, aunque ya no vivían juntos desde 1830, y se casa con la bella cortesana Olympe Pélissie en 1846, un año después de la muerte de su primera esposa.

El silencio de Rossini sólo será interrumpido por dos trabajos extraordinarios, el Stabat Mater de 1841 y la Petite messe solennelle de 1863, además de algunas breves composiciones para cámara y para voz y piano, recopiladas con el título Péchés de vieillesse., Pecados de la vejez.

Rossini murió a los 76 años, el 13 de noviembre de 1868, en el campo parisino de Passy, ​​donde se había retirado a la vida privada junto a su esposa.

Rossini es uno de los grandes compositores de la historia de la música, pese a que ha sufrido el desprestigio de la crítica durante la segunda mitad del XIX y los comienzos del XX, sus óperas, las serias y las cómicas, continúan más vivas que nunca, en buena parte gracias al trabajo de Alberto Zedda que se preocupó de recobrar la importancia y el respeto que las obras del Cisne de Pesaro habían perdido con el tiempo.

Mucho se ha especulado de la misteriosa razón por la que el maestro del crescendo dejó de componer óperas, el cansancio tras veinte años de duro trabajo, la depresión, los problemas de salud, el creerse “superado” con el nuevo estilo romántico…

Realmente no sabemos sus motivos, lo que sabemos es que esa etapa de silencio compositivo la aprovechó para dar rienda suelta a su gran pasión: la gastronomía.

“El apetito es para el estómago lo que el amor para el corazón … Comer y amar, cantar y digerir: estos son en verdad los cuatro actos de esta ópera cómica que es vida y que desaparece como la espuma de una botella de champagne. Quien lo deja pasar sin haberlo disfrutado es un tonto ”

Gioacchino Rossini

Os dejo el vídeo, como no podía ser menos, con el Barbero completo y subtitulado de la famosa película de 1972 de Jean-Pierre Ponnelle con la dirección de Claudio Abbado y la Orquesra y Coro del Teatro alla Scala de Milán, gentileza de JF52opera, con un reparto histórico:

Almaviva (Lindoro) Luigi Alva
Bartolo Enzo Dara
Rosina Teresa Berganza
Figaro Hermann Prey
Basilio Paolo Montarsolo
Berta Stefania Malagu
Fiorello Renato Cesari
Ambrosio Hans Kraemmer
Un oficial Luigi Roni
Un notario Karl Schaidler

Comments 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.