Il barbiere di Siviglia El barbero de Sevilla de Gioachino Rossini María Callas Gobbi Alva

El Barbero de Sevilla

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Pocas operas gozan una fama similar a la de El Barbero de Sevilla,Il Barbiere di Siviglia, opera cómica por excelencia, sin que eso signifique un menosprecio artístico, la complejidad que nos ofrece la obra maestra de Rossini va mucho más allá de su comicidad ya que consigue crear bajo una apariencia simple todo un sofisticado mecanismo tan bien engranado que nos parece sencillo y natural.

El Barbero de Sevilla fue la única de las operas de Rossini que sobrevivió al olvido que tuvo la mayor parte de su trabajo desde su muerte en 1868 hasta los años 50, 60 del siglo XX. Solo gracias a la revisión de Zedda en  1969 podemos hoy escucharla fielmente, ya que hasta entonces la ópera buffa, como género, no gozaba del respeto musical y artístico debido y se modificaba cortando aquí, pegando allá al gusto de directores e intérpretes  quienes tenían carta blanca para hacer lo que quisieran con tal de conseguir el efecto teatral deseado.

Baste decir que el aria de Rosina durante la lección de música era elegida libremente por la propia intérprete del papel, ya que no interfería con el desarrollo de la trama.

Il Barbiere con Callas, Gobbi y Rossi-Lemeni

Il Barbiere con Callas, Gobbi y Rossi-Lemeni

Sabemos que Rossini era increíblemente vago, dejaba los encargos hasta el último momento y no dudaba en copiarse  a sí mismo las veces que hiciera falta, con tal de ahorrarse el esfuerzo de componer una nueva partitura, por ejemplo la obertura, hoy celebérrimo símbolo de la ópera, fue escrita para l’Aureliano in Palmira y reutilizada en Elisabetta regina d’Inghilterra .

No obstante compuso su obra maestra en menos de tres semanas. Increíble.

Basada en Le Barbier de Séville, primera parte de la famosa trilogía teatral de Beaumarchais, recordemos que 30 años antes Mozart utilizó la segunda parte, Las Bodas de Fígaro, para su famosa ópera homónima. Tendría que competir con Paisiello que estreno el Barbero de Sevilla años antes, por lo que tuvo que cambiar  no sólo el título, se estrenaría como Almaviva o sia L’inutile precauzione , sino rehacer completamente el libreto que corrió a cargo de Cesare Sterbini. En la época Paisiello y su Barbero eran mucho más conocidos y prestigiosos que las óperas del joven Rossini.

Rossini quedó libre por contrato, de Barbaja en Nápoles, para aceptar escribir para otros teatros, el compositor firmó con el duque Francesco Cesarini Sforza, empresario del teatro Argentina, la escritura de una ópera para representarla durante el Carnaval de 1816. Entre la firma del contrato, el 15 de diciembre de 1815, y el estreno del Barbero pasaron apenas dos meses.
Fue estrenada en el teatro Argentina de Roma el 20 de febrero de 1816 , se dice que ocurrió de todo, Almaviva rompió una cuerda de su guitarra en la serenata inicial a Rosina, un resbalón de Don Basilio que empezó a sangrar abundantemente y siguió cantando con la nariz rota, un gato negro que cruzó la escena… además la muerte del empresario del teatro y las críticas por los pardidarios de Paisiello que supuestamente sabotearon el estreno resultó un fracaso desastroso probablemente debido a las prisas por completar el encargo, la parte de Il Conte d’Almaviva fue cantada por el baritenor español Manuel García, famosísimo en la época , al parecer cobró el triple que Rossini .
A partir de la segunda representación y hasta día de hoy es una de las operas más amadas por el público.

 

 

Personajes principales:

ROSINA. Bella joven sevillana .Mezzosoprano

DOCTOR BARTOLO. Protector y tutor de Rosina. Bajo bufo.

CONDE DE ALMAVIVA. LINDORO .Tenor.

FÍGARO. Barbero. Barítono.

DON BASILIO. Maestro de música. Bajo.

 

Os dejo el vídeo completo subtitulado de la famosa película de 1972 de Jean-Pierre Ponnelle con la dirección de Claudio Abbado y la Orquesra y Coro del Teatro alla Scala de Milán, gentileza de JF52opera, con un reparto histórico:

Almaviva (Lindoro) Luigi Alva
Bartolo Enzo Dara
Rosina Teresa Berganza
Figaro Hermann Prey
Basilio Paolo Montarsolo
Berta Stefania Malagu
Fiorello Renato Cesari
Ambrosio Hans Kraemmer
Un oficial Luigi Roni
Un notario Karl Schaidler

También os invito a ver la ópera completa representada en Macerata en 1980 con Ernesto Palacio, Conde de Almaviva, Enzo Dara, Bartolo, Leo Nucci, Figaro, Marilyn Horne, Rosina, y Cesare Siepi, Basilio.Gentileza de GrandTierBox.

El argumento de la ópera es sencillo, Bartolo, viejo doctor, tiene planeado casarse con su joven pupila Rosina y la mantiene casi en cautiverio. Por otra parte el Conde de Almaviva  está enamorado de Rosina y ella le corresponde, para conseguir salvarla de las garras de Bartolo, el joven conde pide ayuda a Fígaro, barbero local,  así fingiendo ser primero un militar borracho y posteriormente un maestro de música, consigue infiltrarse en la casa de Bartolo, después de innumerables enredos los jóvenes amantes se unirán en matrimonio.

Hermann Prey, Teresa Berganza, Paolo Montarsolo, Luigi Alva, Enzo Dara

Hermann Prey, Teresa Berganza, Paolo Montarsolo, Luigi Alva, Enzo Dara

En el Barbero de Sevilla sorprende que no haya una escena donde los amantes, Rosina y Almaviva, estén solos, se demuestren su amor o simplemente se cercioren de los sentimientos recíprocos.
En cambio, no se echa de menos, el espectador no tiene ninguna duda sobre esa historia de amor que es la base argumental de toda la ópera. Eso lo consigue magistralmente el teatro de Rossini, dirigido a un público inteligente que no necesita de mayores situaciones explícitas para entender con un gesto o con una palabra en escena toda la trama.
¿Pero es el amor realmente el motor de la historia?

“la dolce idea dell’oro … All’idea di quel metallo portentoso, onnipossente, un vulcano la mia mente già comincia a diventar ”

La ópera de Rossini resulta enormente moderna en muchos aspectos, el más importante es la persistente presencia del dinero. Alamaviva se asegura la fidelidad de Figaro, no por su condición de siervo hacia la aristocracia, sino al sonar de las monedas, además compra el silencio de Basilio, los servicios de Fiorello y los músicos o el oficial de policía. Bartolo desea casarse con Rosina, no por amor o deseo, sino para heredar, de hecho cuando se asegura la dote, pese a la traición de ésta, le viene una sonrisa a la cara, Basilio deja claro que puede ser comprado con facilidad, sólo los dos amantes parece que renuncien a doblegarse al metal, Almaviva, como Lindoro, en efecto, se presenta para conquistar a Rosina como “Ricco non sono” para ahondar en esa idea del amor puro.
Rosina, mezzo o soprano
Uno de los cambios que realizó el mismo Rossini en la partitura del Barbero fue la sustitución de la contralto por una soprano de agilidad en el papel de Rosina. El autor escribió variantes y añadió diferentes partes para que el papel fuera cantado por una soprano ligera, el cambio se debió probablemente a Joséphine Fedor Mainveille, una de las sopranos más famosas de la época quien añadiría en sus interpretaciones un sinfín de florituras en el agudo de la partitura. Sólo en el siglo XX y en la actualidad, se volvería a poner a una mezzosoprano en el papel de Rosina dando respuesta una especie de “purismo” en el renacimiento de las óperas de Rossini.

Clic aquí para ver el libreto completo traducido al castellano y aquí para la partitura completa de la ópera.

 

Los fragmentos más destacados de El Barbero de Sevilla son :

Obertura
Ecco ridente , aria del Conde de Almaviva.
Largo al factotum, cavatina de Fígaro.
Una voce poco fa, aria de Rosina.
La calunnia, aria de Don Basilio.
A un dottor della mia sorte, aria de Bartolo.

  

Compras recomendadas:
 
El CD del Barbero con Gobbi y La Callas, el de Victoria de los Ángeles y Becchi , el DVD de Abbado con La Berganza y Prey (versión película) y más moderno el DVD con Florez, María Bayo, escena de Emilio Sagi.

Comments 3

    1. Post
      Author
  1. Marín Marín García

    De “FANTASÍA”, (Sevillana)
    del tomo II. “Poesía en la calle”.
    ———–
    Ole y olé y olé,
    caracoles noche y día,
    caracoles noche y día.
    De Sevilla yo conozco
    a una bruja morenita,
    que a un capitán dejó loco
    y a Don Figaro que esquila.
    ———–
    Y a Don Figaro que esquila.
    De Sevilla yo conozco
    a una bruja morenita,
    que a un capitán dejó
    y a Don Figaro que esquila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *