Cosi fan Tutte ópera Mozart Da Ponte

Così fan tutte

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Così fan tutte o sia La scuola degli amanti, Así hacen todas o La escuela de los amantes,

Mozart y Da Ponte nos relatan con exquisita elegancia el enredo amoroso con final amargo donde primero la más veleidosa Dorabella y posteriormente la atormentada Fiordiligi sucumben de manera irrefrenable a nuevas pasiones ante la sabiduría napolitana del viejo filósofo Don Alfonso.

Es la última de las tres obras maestras que escribieron esta increíble pareja W. A. Mozart y Lorenzo Da Ponte, Le Nozze di Fígaro en 1786, Don Giovanni en 1787 y Così fan tutte en 1790, siendo la más incomprendida e injustamente ignorada durante todo el romanticismo de lo que no se recuperó hasta bien entrado el siglo XX.

Mozart-Cosi-Fan-Tutte opera iopera

Personalmente considero que es el mejor libreto de Lorenzo Da Ponte ya que nos muestra una dirección precisa para la puesta en escena con una maestría dramatúrgica única hasta la fecha que unida a la excelente y refinadísima música de Mozart la situarían, casi, a la altura de Don Giovanni, aunque el carácter mítico del libertino español sea insuperable.
Così resulta un juego perfectamente calibrado de comicidad amarga, mientras escuchamos la elegante belleza de la música del genio de Salzburgo las palabras sugieren numerosos guiños de carácter sexual y hasta obsceno, es esa forma sublime de ópera cómica italiana de la que Mozart es maestro absoluto.

Es un dramma giocoso que recrea la historia de la mitología griega de Céfalo y Procris, que ya incluyera Ovidio en su Metamorfosis (libro VII). El título viene de la frase comentada por el hipócrita Don Basilio en la ópera Le Nozze di Figaro cuando el Conde descubre a Cherubino y se convence de que Susanna se deja cortejar por el paje: “Così fan tutte le belle! Non c’è alcuna novità.”

Mozart-Cosi-Fan-Tutte opera iopera cartel

Inicialmente parece que fue encargada por el mismo emperador José II a Antonio Salieri que era el compositor de jerarquía superior en la corte austriaca, el maestro italiano aunque empezó a trabajar en ella acabó abandonándola probablemente debido a su tema algo escabroso, intercambio de parejas, lejos del gusto de Salieri.

Así pues acabó en las manos de Mozart que aceptaría gustoso su composición sea por el tema, al contrario que su colega italiano, sea por la precariedad económica en la que se encontraba ya que cobraría 200 ducados, el doble de lo que era habitual en la corte vienesa.

No sabemos mucho más de la génesis o del proceso compositivo ya que desgraciadamente el libretista no habla de ello en sus memorias, se ha considerado este excelente trabajo como totalmente original de Da Ponte, algunas fuentes dijeron que se basó en hechos sucedidos en la realidad en un baile de máscaras, que fueron contados por el mismo emperador, aunque parece poco probable.
Sobre las fuentes del libreto tampoco hay nada claro se ha hablado de Ovidio, Tirso, el Orlando furioso de Ludovico Ariosto, Goldoni… pero nada concluyente hasta la fecha, así que todo el enorme mérito va directo a Lorenzo Da Ponte.

El estreno será en el Burgtheater de Viena el 26 enero de 1790 con Adriana Ferraresi Del Bene, amante de Da Ponte, como Fiordiligi, Louise Villeneuve, Dorabella; Dorotea Bussani, Despina; Vincenzo Cavesi, Ferrando; Francesco Benussi, Guglielmo y Francesco Bussani como Don Alfonso, fue dirigida por el compositor, como era costumbre de la época, por cierto, el emperador José II moriría el 29 de febrero de 1790 sin llegar a ver ninguna representación.

Un breve argumento

La acción transcurre en Nápoles a finales del XVIII

El amor entre dos parejas Dorabella y Ferrando y Fiordiligli y Guglielmo es puesto a prueba por el cínico filósofo Don Alfonso con la complicidad de los dos soldados que aceptan la apuesta seguros de la fidelidad de sus respectivas amadas.

Don Alfonso, ayudado por la sierva Despina, disfrazando a Ferrando y Guglielmo, acaba consiguiendo que las dos jóvenes, además hermanas, se enamoren cada una del prometido de la otra.
Aunque Don Alfonso demuestre que el amor de la mujer es superficial, al final la virtud triunfa y los jóvenes perdonan a sus prometidas de su adulterio formal.

Personajes

FERRANDO, Oficial del Ejército. Tenor
GUGLIELMO, Oficial del Ejército. Barítono
DON ALFONSO, Filósofo. Bajo
FIORDILIGI, Prometida de Guglielmo. Soprano
DORABELLA, Prometida de Ferrando. Mezzo
DESPINA, Doncella de las anteriores. Soprano

Os propongo esta película dirigida por Jean-Pierre Ponnelle con la dirección musical de Nikolaus Harnoncourt al mando de la Filarmónica de Viena, grabada en 1988 y con un reparto excepcional, gentileza de Carlotta

Fiordiligi – Edita Gruberova
Dorabella – Delores Ziegler
Despina – Teresa Stratas
Guglielmo – Ferruccio Furlanetto
Ferrando – Luis Lima
Don Alfonso – Paolo Montarsolo

Se ha hablado mucho de la perfecta simetría geométrica de Così fan tutte, dos hombres enamorados de dos hermanas, dos ficciones contadas casi a espejo, dos personajes cínicos y racionales, en fin, los tejidos ideales para una comedia delicada, “de corte”, en cambio Così se transforma en un juicio racional y burlesco del amor.
Comienza en una farsa pura pero enseguida pone a prueba la fragilidad de los sentimientos, la debilidad que gobierna el corazón humano, donde los farsantes encuentran verdad en su propia mentira, ¿son más reales Tizio y Sempronio o Ferrando y Guglielmo ? ¿No se convierte ese engaño original en un auto-engaño?… aunque al final se perdonen, algo amargamente, unos a otros.

Cosi-fan-Tutte-Mozart-Da-Ponte-opera

Inteligencia e ironía escondida, con gran sensibilidad teatral, entre la belleza serena de dúos, tercetos y quintetos de suave ternura. No existen buenos o malos, ni siquiera se distingue una ética que pueda condenar o absolver a los protagonistas, porque parece que todo en Così fan tutte está hecho más para esconder que para revelar, la ambigüedad del conflicto emotivo que reina durante toda la ópera acaba por inundarlo todo.

Es curioso señalar que el final de la ópera tampoco aclara exactamente cómo se recomponen las parejas, si vuelven a las de origen o respetan los deseos de la naturaleza quizá más sincera.

Hasta el frío y cínico Don Alfonso, que debería escapar de esa ambigüedad, resulta falto de un sarcasmo hiriente, encontrando por momentos ese poco de verdad en sus sentimientos fingidos, quizá tristeza o nostalgia, o simplemente desilusionado en el fondo por ese fin de la inocencia, de la juventud.

Por estas razones no nos resulta extraño que hasta el siglo XX se haya considerado Così fan tutte como una obra menor de Mozart, casi un error, una farsa inverosímil sin otro interés que su bella música galante. La apertura moral que gozamos hoy en día nos permite llegar hasta el fondo de esta obra maestra del teatro lírico.

La última ópera cómica italiana de Mozart coincide exactamente en muchos aspectos con la última de Verdi, Falstaff: “tutto nel mondo è burla” … ¿existirán realmente los sentimientos?

 
Os dejo el libreto traducido, clic aquí.

Si queréis ver la partitura completa para canto y piano haced clic aquí.

 

 

Comments 1

  1. Gustavo

    Otra maravilla de Mozart…sin lugar a dudas junto a Bach el exponente mayor de la historia de la musica…Tal vez lo distinga de Bach q toda su impresionante obra la hizo en solo 33 años de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *