Andrea Chénier de Umberto Giordano

Andrea Chénier de Umberto Giordano

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Andrea Chénier de Umberto Giordano

Ya sea Aida, Isolda, Tosca, Julieta… no ha sido únicamente Maddalena de Coygny a compartir de forma voluntaria el funesto destino de su amado sobre la escena, muchas heroínas vieron la muerte como único modo de conseguir esa unión con su alma gemela, imposible de otra manera debido a la circunstancia que les rodea.
Así, casi pareciera que cumplen su final feliz, y se dirigen gozosas y ansiosas, sin dudas, a su terrible fatalidad.

Andrea Chénier de Umberto Giordano Plácido Domingo

Plácido Domingo como Andrea Chénier

Veamos la génesis de la obra. Umberto Giordano tenía a penas veintitrés años cuando se presenta al famoso concurso del editor Sonzogno de 1890, que ganaría Mascagni con Cavalleria rusticana, pero le vale el reconocimiento del rival de Ricordi, gracias al cual estrena Mala vita que resulta un éxito y Regina Diaz en 1892 que será un fracaso que provocará su ruptura con Edoardo Sonzogno.

Luigi Illica, el famoso libretista de Puccini, había escrito para Alberto Franchetti el libreto de Andrea Chénier, basado libremente en la vida del poeta francés André Chénier, ejecutado durante la Revolución Francesa, y sobre todo en la novela homónima de Joseph Méry de 1849.
Pero el compositor lo desecha, es un texto complicado que no convence tampoco a Sonzogno y así, como última oportunidad, se lo ofrece a Giordano.

En verano de 1894, Giordano empieza a trabajar en la partitura y en modificaciones del libro con Illica, quien por aquel entonces estaba empeñado escribiendo La Bohème para Puccini.

Juzgada por el consultor musical de Sonzogno, Amintore Galli, como: «Irrappresentabile» , será sólo gracias a la mediación de su amigo Mascagni, que la ópera se estrene en Milán, en el Teatro alla Scala, el 28 de marzo de 1896.

No obstante la sustitución del tenor protagonista Alfonso Garulli, por Giuseppe Borgatti, el estreno fue un gran éxito, también gracias a la buena interpretación de la soprano Evelina Carrera como creadora de Maddalena y del barítono Mario Sammarco en el papel de Gérard.

Andrea Chénier de Umberto Giordano Andrea_Chénier_Opera_en_4_actos_de_Umberto_Giordano Festival de Bregenz

Andrea Chénier en el Festival de Bregenz

Personajes

ANDREA CHÉNIER
CARLOS GÉRARD
MAGDALENA
BERSI
CONDESA DE COIGNY
MADELON
ROUCHER
PIETRO FLÉVILLE
FOUQUIER-TINVILLE
MATHIEU
INCREÍBLE
ABATE CHÉNIER
SCHMIDT
MAYORDOMO
DUMAS
Joven Poeta
Sirviente, Joven Revolucionario
Joven noble
Sirvienta de Magdalena
Madre de Magdalena
Anciana revolucionaria
Amigo de Andrea Chénier
Escritor, pensionado del rey
Acusador público
Sans-coulotte, llamado “Populus”
Espía
Hermano de Andrea
Carcelero en Saint-Lazare
Sirviente de la Condesa
Presidente del Tribunal
Tenor
Barítono
Soprano
Mezzosoprano
Mezzosoprano
Mezzosoprano
Bajo o barítono
Bajo o barítono
Bajo o barítono
Barítono
Tenor
Tenor
Bajo
Bajo
Bajo

Argumento

París 1789, los albores de la toma de La Bastilla.

Chenier conoce a Maddalena de Coigny en una velada en la casa de la aristócrata, donde en vez de los poemas de amor solicitados, improvisa un poema lleno de ideas revolucionarias contra la clase alta; Gerard, siervo de los Coigny, secretamente enamorado de Maddalena, aprovecha la ocasión para marcharse.

Han pasado cinco años, estamos en la época del terror de Robespierre, Chenier se siente defraudado por la revolución y acude en socorro de una desconocida mujer que le ha escrito rogándole su ayuda, que resulta ser Maddalena, el poeta le confiesa su amor, al igual que ella, pero los amantes son interrumpidos por Gerard, convertido en líder del régimen, que se bate en duelo con Chenier siendo gravemente herido por este, Gerard, malherido, le pide que huya de París y proteja a Maddalena.

Chenier es apresado. Gerard confiesa su amor a Maddalena, ante la súplica de la noble, Gerard intercede por él ante un tribunal sediento de sangre y venganza, que no obstante lo condena a muerte.

Maddalena obliga a Gerard a reemplazar a una joven desahuciada para poder morir con su amado, una única noche de amor antes de que el alba les conduzca a la guillotina.

Os comparto el vídeo de la ópera completa subtitulada en castellano, desde la Ópera de Viena en 1981, gentileza de Domingo4ever.
Andrea Chenier Plácido Domingo
Carlo Gérard Piero Cappuccilli
Maddalena di Coigny Gabriela Benackova

Director Nello Santi

André Marie Chénier

Así se queja y suspira
cautiva joven que mira
el amago de la muerte,
y mientras llora su suerte,
torna mi lira a soñar.
cautivo, postrado, mudo,
el desaliento sacudo,
y vierto en medido canto
aquel candoroso llanto,
aquel dulce lamentar.

La jeune captive

André Marie Chénier

La figura histórica de Chenier, un poeta francés, guillotinado el 25 de julio de 1794, sólo tres días antes de que lo fuera su verdugo, Robespierre.

El poeta desde su postura de intelectual progresista había apoyado con entusiasmo los ideales de la Revolución Francesa, aunque posteriormente, mediante artículos periodísticos en Le Journal de Paris, critica duramente todos sus excesos. Convertido en persona non grata al régimen del Terror de Robespierre, es detenido y encarcelado en la prisión de Saint Lazare.

Allí conocerá a la que será su última musa , la aristócrata Aimée de Coigny, a quien le dedicó su emocionante poema La Joven Cautiva, escrito la víspera de su muerte, un intenso y patético canto a la belleza mediante el que el poeta se aferra a la vida.

Los tres papeles protagonistas, Chénier, Maddalena y Gérard, tenor, soprano y barítono respectivamente, son claramente de corte verista, sin un solo momento belcantistico, empeñados continuamente en agudos de fuerza, basta señalar el auténtico tour de force de soprano y tenor en el dueto final. Por tanto se requieren tres perfiles de spinto. Aunque el tenor, que posee las más bellas melodías, es más lineal, la soprano debe tener además un dominio del registro grave que le impone el compositor, por ejemplo en “La mamma morta”. El personaje del barítono Gérard es el más complejo dramáticamente, atormentado, debatiéndose entre el bien y el mal, eso tiene traducción en su línea de canto, más abrupta, verdiana, con bruscos cambios de registro que requieren además de fuerza, una voz más flexible.

Andrea Chénier de Umberto Giordano Andrea_Chenier Anja Harteros y Jonas Kaufmann

Anja Harteros y Jonas Kaufmann

Aunque eran muy habituales en la época de composición, la ópera de Giordano sólo tiene un único leitmotiv importante, el tema del amor del “Improvviso” que oímos por primera vez como unísono de las cuerdas en el cuadro primero y se repite a lo largo de la ópera, vuelve a través del violonchelo y el corno inglés, con la carta de la misteriosa dama narrada a Roucher, posteriormente será el clarinete cuando Bersi anuncia a Chénier la llegada de Maddalena, a continuación, la propia voz del tenor se hace eco del motivo en el dúo de amor, el solo de violonchelo cuando Magdalena se ofrece a Gérard y finalmente el violín con el clarinete en el juicio del protagonista.
Ese uso de instrumentos solistas en el motivo del amor, como violín, chelo, cuerno Inglés o clarinete, ejerce la función de personificación del amante ausente, actuando como sustituto del personaje.

Revolución… Giordano nos hace ver a partir de los colores en la orquesta, ese cambio de la casa de Coigny del primer cuadro a la terrible sensación revolucionaria donde nadie está a salvo, pasando de una óptica musical casi camerística, ligera y mundana al drama real que empieza con ese tambor que interrumpe la danza.

Ninguna otra ópera de Giordano, ni siquiera Fedora, ha tenido el éxito de Andrea Chénier, sin duda, pese a las críticas que comparte con todo el género verista, es una obra llena de emoción, con momentos de lirismo excepcionales e inolvidables, como las poéticas arias del tenor protagonista: Un di all’azzuro spazio, Io non amato ancor, Si, fui soldato, y Come un bel di di maggio, la celebérrima La mamma morta de Maddalena di Coigny, el monólogo del barítono Nemico della Patria o el trágico dúo final de los dos amantes, soprano y tenor, previo a su muerte en la guillotina.

 
Como siempre, os dejo el libreto traducido, clic aquí.

Si queréis ver la partitura completa para canto y piano haced clic aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *