erwin-schrott-mefistofele-de-boito-en-baden-baden-arrigo-opera

Mefistofele de Boito en Baden-Baden

Mefistofele de Boito en Baden-Baden

Mefistofele, Mefistófeles de Arrigo Boito con libreto del propio compositor, basada en el Fausto de Goethe.

La ópera fue estrenada el 5 de marzo de 1868 en el Teatro alla Scala de Milán bajo la batuta del propio Boito, resultando un fracaso. El autor decidió revisar profundamente la ópera, la nueva versión se estrenó en el Teatro Comunale de Bologna el 4 de octubre de 1875, esta vez con éxito.

Después de las representaciones de Fausto de Gounod en 2014 y La condenación de Fausto de Berlioz en 2015, el Festival de Pentecostés de Baden-Baden continúa este año con su revisión de la leyenda de Goethe con, probablemente la ópera más fiel a la obra literaria, Mefistófeles de Arrigo Boito en una nueva puesta en escena por Philipp Himmelmann.

erwin-schrott-mefistofele-de-boito-en-baden-baden

Erwin Schrott

La protagoniza el bajo-barítono Erwin Schrott junto al tenor estadounidense Charles Castronovo en el papel de Fausto y la soprano búlgara Alex Penda como Margherita.

Erwin Schrott Mefistofele
Charles Castronovo Fausto
Bror Magnus Tødenes Wagner
Alex Penda Margherita
Jana Kurucová Marta
Angel Joy Blue Elena
Luciana Mancini Pantalis
Rudolf Schasching Nerèo

Dirección Stefan Soltesz
Münchner Philharmoniker

Philharmonia Chor Wien
Cantus Juvenum Karlsruhe

Dirección de escena Philipp Himmelmann

Vestuario Gesine Völlm
Decorado Johannes Leiacker
Luces Bernd Purkrabek

Desde el Festspielhaus Baden-Baden, dentro del Festival de Pentecostés, vídeo de Mefistofele de Arrigo Boito protagonizada por Erwin Schrott, Charles Castronovo y Alex Penda, en la representación en directo de mayo de 2016, gentileza de arte.

Comments 2

  1. Es inconcebible el empeño de algunos directores de escena, coreógrafos y escenógrafos por destrozar lo que musicalmente es sublime, como la música de Arrigo Boito para su Mefistófeles. Son cuatro actos con su prólogo y epílogo en los que no hay más cambio de escena que iluminar con diferentes colores el gigantesco cráneo. Sólo se añaden unas ridículas escaleras en la escena del universo clásico. La coreografía, inexistente. La masa coral, rígida, inexpresiva, y con urticaria en la presentación. El vestuario, ostentoso pero sin correlación con la escena; ridículo en la referida del sábat clásico.
    Menos mal que los protagonistas, Schrot, y Prenda, sobre todo, brillan con su voz y su interpretación, con un Mefistófeles cínico y altivo y una exuberante y sentida Margarita fieles al espíritu de la obra.

  2. Después de los de Carsen, hay muy pocas producciones de «Mefistófeles» que se han encontrado convincente. Esta de Philipp Himmelmann es encantadora y inteligente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.